Mantenimiento y Cuidado de un Cerco Eléctrico de Seguridad

Los cercos eléctricos son sin duda la primera línea de seguridad, en un área donde tienes una razón para mantener algo fuera o resguardar objetos de valor en tu casa o área comercial. También sirve como elemento disuasorio para los posibles intrusos, cuyo primer instinto es escalar la valla o barrera del complejo o para cuidar del ganado. Cuando los intrusos toquen el cerco eléctrico, recibirán una descarga que ciertamente es segura pero puede ser un encuentro inolvidable e incómodo. Sin embargo, cuando a los cercos eléctricos no se les da el debido mantenimiento, estos pueden fallar y no brindar su función correctamente.

Después de la instalación de su cerco eléctrico, la mayoría de las veces se olvidará de ella. Es hasta que hay un evento que activa tu memoria que te darás cuenta de que tu cerco eléctrico no está funcionando correctamente.

7 consejos para cuidar tu cerco eléctrico

Los cuidados básicos que puede hacer en su cerco eléctrico son:

  • Asegúrese de que no haya malezas o césped creciendo cerca. Si hay ramas, arbustos o vegetación en general tocando la cerca, córtelas.
  • Revise el cerco eléctrico para ver si hay óxido. Al estar expuestas a la intemperie, las piezas metálicas siempre corren el riesgo de corrosión, incluso si tienen un revestimiento o están hechas de acero inoxidable. Le recomendamos que revise los postes, elementos tensores, elementos de fijación y otras partes para asegurarse de que no estén deteriorados.
  • Compruebe la tensión mecánica. Las líneas de alambre deben mantener la tensión que el instalador dejó en el extremo, por lo que debe vigilar las bases de los postes, el cable y evitar que sus mascotas o niños los dañen sin darse cuenta, como al tirarles una pelota.
  • Verificar que los aisladores de peldaño y esquina sean los correctos, que no existan posibles zonas de salto de arco o donde se pueda producir un efecto de punta. Verificar el sistema de puesta a tierra y el estado de los cables en busca de fallas o roturas de aislamiento.
  • Verifique la batería y el funcionamiento del equipo de suministro de energía para que esté en niveles óptimos de voltaje de salida.
  • Asegúrese de que la alarma esté encendida y funcionando correctamente.
  • Compruebe visualmente las conexiones. Dé un paseo alrededor de su cerca de vez en cuando e inspeccione si hay conexiones sueltas.

¿Cuándo dar mantenimiento a un cerco eléctrico?

El mantenimiento de la vegetación debe hacerse tantas veces como sea necesario según las características de tu jardín para evitar que los árboles y plantas crezcan tanto que interfieran en el buen funcionamiento de la valla.

En lo que respecta a la revisión de los cables y el sistema de puesta a tierra estos se deben realizar con mucha frecuencia, ya que esta es solo una revisión visual y puede ayudarte a detectar posibles actividades delictivas, por ejemplo, que un delincuente intente cortar la cerca o un elemento importante. para evitar la activación de la alarma o el flujo de corriente eléctrica.

Es recomendable que anualmente reciba la visita de su instalador para supervisar el estado del cerco, realizar los cambios pertinentes en el cableado, batería o sistema de puesta a tierra; pero, si ha notado alguna incidencia, debe ponerse en contacto con el experto para realizar el mantenimiento correspondiente.

Su cerco eléctrico proporciona una capa de defensa. Al escatimar en la calidad inicial de la cerca y sus componentes, puede ponerse en una posición vulnerable. Las reparaciones y reemplazos de cercos de mala calidad pueden acumularse. Si no le da mantenimiento a su cerca, los daños inesperados también pueden resultar en costosas reparaciones y reemplazos. Hable con los expertos sobre un cerco eléctrico de alta calidad para sus instalaciones y cómo mantenerla de manera efectiva a partir de entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.